¿Qué significa ser un ciudadano culto y autónomo en la sociedad digital?

Ser un ciudadano en la sociedad digital, es ser ciudadano en dependencia de otros, con otros y para otros. Un ciudadano colectivo. Un ciudadano dispuesto a dar más que a recibir. Por lo tanto, no encuentro adecuadas las palabras culto y autónomo, porque entiendo que “culto”, aquel dotado de conocimientos, y creo que, desde éste enfoque está planteado, refuerza el ser individual y lo reafirma la palabra autónomo, alimentando la línea de pensamiento sobre un ciudadano desde su individualidad y para su individualidad.

La sociedad actual, la sociedad digital, requiere de un colectivo de ciudadanos, no un colectivo de individuos “cultos y autónomos”. El colectivo es el dotado de diferentes conocimientos, donde participan, interactúan, colaboran, construyen, comparten diferentes ciudadanos.  Entendemos al “Ciudadano” como miembro de una colectividad que lo reconoce, mientras que “individuo” es independiente de los demás, es decir, “culto y autónomo” reconocen más al individuo que al colectivo.

La sociedad digital, ha transformado los vínculos sociales, políticos y económicos hacia la colectividad. Implica desarrollar más la capacidad interpersonal que intrapersonal. Un ciudadano flexible a la constante interacción. Es imperioso construir ciudadanía desde la ciudadanía, con la ciudadanía y para la ciudadanía.