Actividad y Producto de la Unidad 3. PLE y gestión de la información.

Reflexionando más profundamente, podemos decir que, la “infoxicación informativa” o sobrecarga de información es sin dudas un dolor de cabezas, y cómo remedio, debemos de generar un “proceso de curación de los contenidos”.

El proceso de curación de contenido, cuenta con diferentes fases:

Fuentes de información, es decir, todos aquellos lugares donde navegamos y de contenidos de nuestro interés, tales cómo, blogs, páginas webs, redes sociales, foros, etc. La segunda fase es el filtro que es imprescindible para la organización de esa información. Para ello utilizamos las suscripciones a través de canales RSS, listas de usuarios, correos electrónicos, pertenecemos a diferentes grupos temáticos, de ésta manera la información llega desde los diferentes lugares a los que queremos seguir, porque consideramos de interés el contenido que publican. Pero ¿Cómo puedo ordenas ésa información que ya ésta filtrada, para tener rápido acceso a ella?, una de las fases que sigue es la de lectura de ésa información para identificar cuáles son las informaciones más relevantes y cuáles son menos. Con la información a considerar, tenemos que ordenarla, clasificarla para luego compartirla, y para ello utilizamos los marcadores sociales, tales cómo, diigo, delicius, flipboard, pocket, entre otros. Luego de desarrollado estas fases, queda realizar la última, la que consiste en difundir la información más interesante, y se realiza a través de diferentes medios, por ejemplo: redes sociales, buffer, blogs, páginas web, foros, etc.

 

Para realizar éstas fases además debemos de considerar lo siguiente:

  • Identificar lo que realmente quiero y de eso, que es importante
  • Saber buscar para obtener la información que deseo
  • Conocer cómo funcionan los motores de búsqueda para encontrar más preciso la información
  • Conocer cómo recibir la información a través de filtros
  • Saber almacenar, para luego difundir a través de marcadores sociales.

 

¿Qué papel juegan los docentes en el desarrollo de ésta competencia?

El docente debe crear una pedagogía que ayude al estudiante a desarrollar la habilidad del curador de los contenidos. Por ende debe adoptar una postura de “facilitador” o ”guía” y dejar que el estudiante desarrolle autonomía, estando para éste en momentos que requiera.

¿Cómo desarrollar en el aula estas habilidades?

Las habilidades que se requieren son de orden superior, ser curador de contenidos implica realizar diferentes acciones de complejidad cognitiva por ejemplo: buscar, clasificar, analizar e interpretar, ordenar, producir, crear y difundir. El estudiante debe desarrollar dichas habilidades en habilidades digitales, que podemos asemejar éstas acciones a la Taxonomia de Bloom digital. El desarrollo de las habilidades digitales se ven aumentadas gracias al desarrollo de las inteligencias múltiples que H.Gardner plantea que poseemos. Aquí una imagen desarrollada por Totemguard de las inteligencias múltiples con los recursos tic para el desarrollo de las mismas.

 

 

 

¿Qué actividades realizar para el desarrollo de éstas habilidades?

Simplemente es práctica. La experiencia es el motor del aprendizaje. Una actividad puede ser de búsqueda de información o bookmarking sobre un tema determinado. Recibir, a través de diferentes suscripciones mediante feedly  por ejemplo, para mantenerse informados sobre el tema. Luego Filtrar, Agrupar, Clasificar y Ordenar mediante marcadores sociales como por ejemplo Diigo, con etiquetas referidas al tema. Analizar, Crear, Reproducir, Difundir la información en equipos o individual, foros, twitter, facebook o realizar una wiki con los enlaces y la información del tema.

El estudiante no sólo desarrolla habilidades digitales y cognitivas de orden superior a través de la taxonomía, sino que también, sucede el desarrollo de otras habilidades como la colaboración, reflexión y crítica en las diferentes fases del curado de contenidos.